Las fases de la luna
by @cosmicgyals




Fases de la luna (Tumblr)

Si leíste nuestro último post sobre la luna, te estarás preguntando por las fases de la luna. “Vale, chicas, entiendo que la luna me afecta pero, digo yo que no será lo mismo una luna nueva que una llena, ¿verdad? ¿Cómo puedo saber qué tipo de energías trae consigo cada una?”

Cada fase lunar tiene sus características y pone a nuestra disposición una serie de energías diferentes.

Luna nueva

Es el comienzo del ciclo lunar. Ocurre cuando esta se sitúa entre la tierra y el sol. En este sentido, ¡es el momento perfecto para iniciar nuevos proyectos! En función del signo en el que cae la luna, podemos empezar unas cosas u otras. Por ejemplo, si tenemos luna nueva en Virgo, será un gran momento para iniciar cambios en nuestros hábitos alimenticios (Virgo se asocia con el cuidado del cuerpo y las rutinas), empezar una tabla nueva en el gimnasio, apuntarnos a ese grupo que corre por el parque de nuestro barrio, o probar nuevos tratamientos de belleza. ¡Ah! Este es también el mejor momento si quieres que tu corte de pelo te dure mucho más tiempo y no quieres que crezca muy rápido.

Cuarto creciente

Las energías del novilunio se mantienen una o dos semanas desde que tuvo lugar la luna nueva. Es por ello que, el cuarto creciente es el momento ideal para revisar cómo van tus proyectos y deshacerte de aquellos hábitos y cosas que no te permiten alcanzar tu máximo potencial. Te recomendamos hacer una lista de intenciones concretas en luna nueva y revisarla en este momento para poder ajustarla a la realidad.

Luna llena

El plenilunio es el momento en el que la luna refleja toda la luz del sol. Trae consigo un clima de mucha sensibilidad y emociones abundantes. Vigila tus palabras y acciones en los días previos y posteriores al plenilunio, porque estamos más irascibles que de costumbre. La luna llena cierra el ciclo lunar que se inició hace 6 meses con la luna nueva en el mismo signo. Es decir, para ver resultados en las intenciones que sembraste con la luna en Virgo, tendrás que esperar 6 meses (y no te olvides de trabajarlas, que las energías disponibles sin trabajo detrás se quedan en nada). Si quieres que tu pelo crezca fuerte y abundante, ¡córtalo ahora!

Cuarto menguante 

Tras la luna llena, nos liberamos del torbellino de emociones y lo que hemos conseguido previamente se asienta en nuestra consciencia. Este es un gran momento para relajarnos y disfrutar de lo que hemos alcanzado con nuestro trabajo. Además, cuando la luna está en cuarto menguante, podemos aprovechar para perdonar y dejar ir por completo aquello que “no es para nosotros”. Disfruta del momento, quiérete mucho, valórate como te mereces y continúa el viaje que has empezado.

Ahora, estás preparada para fluir con la luna como una auténtica bruja. ¿Estás dispuesta a confiar en la Diosa Madre?


By @cosmicgyals


Created by Morgana Sanderson