El Sol: Nuestra manera de brillar
by @cosmicgyals




El Sol


El Sol es, con diferencia, la cara más visible de la astrología para la mayoría de nosotros. Cuando lees tu horóscopo en las revistas, te diferencias y sitúas por tu signo solar. Es decir, en qué posición estaba el sol en el momento en que naciste. 

El Sol tarda 12 meses en recorrer todos los signos y, cuando pasa por el tuyo, es el momento en el que tienes la oportunidad de brillar e irradiar lo que realmente eres. El Sol es la estrella con más influencia sobre la tierra, por ello su papel en astrología es esencial y, su influencia sobre nosotros, enorme. 

“El verdadero yo”

Su significado astrológico, se corresponde con nuestra identidad verdadera y la manera que tenemos de “ser” y explotar todo nuestro potencial. 

Independientemente del signo en el que se encuentre nuestro Sol, esta estrella cambia mucho en función de nuestro nivel de consciencia y vibración. Una persona con su energía solar bien canalizada será cálida, brillante, creativa y atrayente. Sin embargo, si tenemos el Sol mal canalizado, destacaremos por nuestro narcisismo, ego y estaremos siempre pendientes de qué opinan los demás sobre nosotros. 

“La paternidad”

El Sol, en astrología, se asocia también con la paternidad y la imagen que tenemos de nuestro padre. Así como la luna tiene energía femenina, el Sol tiene energía masculina y, por tanto, nos arroja información sobre la relación que tenemos con nuestro padre y la autoridad masculina en nuestra vida. No tiene porque hacer referencia a tu padre biológico, puede tratarse de aquella figura de autoridad y paternal que ha marcado tu vida, como un familiar, un maestro o un líder. Una persona con el sol en Virgo, por ejemplo, tendrá una percepción de su figura paterna muy sanadora y relacionada con la medicina, la ciencia o la lógica. 

“El camino”

El Sol, en nuestra carta natal, nos indica qué puntos o cualidades tenemos que aprender a dominar en la vida para ser plenamente conscientes y felices. Por ejemplo, con el Sol en Piscis, tendrás que aprender a explorar su empatía y sensibilidad para poder dar rienda suelta a su creatividad y luz interior. Por el contrario, una persona con el Sol en Aries, tendrá que estar siempre poniéndose nuevos retos y en constante movimiento para sentirse vivo y realizado. 

¿Tienes dudas sobre en qué se diferencian tu Sol de tu Ascendente? No te preocupes, es una pregunta muy común. Menos mal que hace poco realizamos un post sobre este tema que podrás encontrar aquí.


@cosmicgyals


Created by Morgana Sanderson