Cleopatra
by Morgana



Cleopatra (1963)

Cleopatra, una de las mujeres más influyentes de la historia y fuente de inspiración para nosotras. Es imposible no pensar en ella sin imaginarnos a la increíble Elizabeth Taylor en la representación que hizo para la gran pantalla: Cleopatra (1963) con sus 65 cambios de vestuario correspondientes, por los que la diseñadora Irene Sharaff ganó el Óscar al mejor diseño de vestuario; y no nos extraña porque los looks de esta película son impresionantes.

Cuenta la leyenda que decidió terminar con su vida tras la trágica pérdida de Marco Antonio haciéndose morder por una cobra pero, ¿fue esta la causa real de su muerte?.

Hoy en Morgana’s coven os contamos un poco más sobre la última faraona de Egipto, a través de estas cinco curiosidades:

1. Se desconoce cuál fue su apariencia física
En la gran pantalla siempre la hemos asociado a una mujer de enorme belleza, pero no destacó precisamente por esto como nos han hecho creer, sino por su conversación, inteligencia y astucia política. Plutarco, historiador de la época decía que su atractivo residía en su capacidad para poder discutir con ella de cualquier tema.

Ni las monedas acuñadas en Egipto, ni las esculturas, nos dan muchas pistas sobre su aspecto físico, ya que distan mucho las unas de las otras.

2. Hablaba más de 7 idiomas
Los escritores árabes se refieren a ella como una erudita. La sabiduría de Cleopatra no tenía límite, considerada como una de las mujeres más intelectuales de su tiempo. Conocía el lenguaje del Antiguo Egipto, griego, hebreo, sirio, etíope, árabe… Incluso aprendió a leer jeroglíficos. Además estudió geografía, matemáticas, astronomía y filosofía entre otras disciplinas. Trato de empaparse de todo el saber de su época.

3. Probablemente no murió por una picadura de Serpiente
Hay varias teorías relacionadas con la muerte de Cleopatra, la más conocida afirma que se suicidó dejándose morder por un áspid, una especie de serpiente, dejando que esta le transmitiese el veneno. Sin embargo, Plutarco afirmó que era imposible saber a ciencia exacta la causa de su fallecimiento, aunque señaló que solía llevar veneno oculto en sus ropas. Su médico Olimpo explicó que tenía pequeñas heridas en el brazo, las cuales podrían haber sido ocasionadas al clavarse un objeto punzante sumergido en veneno de cobra.

4. Decía ser la reencarnación de la diosa Isis.
En una visita al santuario de la Isla de File, Cleopatra fue recibida como la reencarnación de la diosa Isis. Esto tuvo un fuerte impacto en Julio César y los suyos y expandieron aquel culto oriental a su vuelta a Roma. Esto añadía a su figura un halo místico ante sus discípulos, los cuales la adoraban como si de una verdadera diosa se tratase.

5. Escribió un tratado de belleza (el cuál nos encantaría tener).
Se dice que pasaba muchas horas en una especie de laboratorio, escribió algunas obras relacionadas con hierbas y cosméticos. Por desgracia, todos estos libros fueron destruidos en el incendio de la gran Biblioteca de Alejandría. Galeno, que estudió su obra, afirmaba que tenía recetas para combatir la caída del cabello. Estos libros también incluían trucos de belleza, pero desgraciadamente ninguno de ellos ha sido recuperado.

Cleopatra tenía un ritual de belleza diario para todo su cuerpo, aunque se centraba sobre todo en los ojos. Su maquillaje estaba compuesto por minerales entre los que destacan las sales, que ayudan al sistema inmune ya que tienen propiedades curativas. El maquillaje oscuro que se ponía alrededor de los ojos ayudaba a protegerse frente al fuerte calor de Egipto.

Se sabe que se pintaba los párpados de color verde, que usaba pestañas postizas, se pintaba los labios color carmín y en azul las venas de su frente y manos. Además se bañaba en leche de burra y para disimular las arrugas usaba una crema a base de pulpa de albaricoque.

Convertida en un icono de belleza y encasillada en el papel de femme fatal, Cleopatra fue una mujer fuerte que logró conservar el poder y que no destacó precisamente por su imagen física como nos han hecho creer, sino por su intelecto y astucia. Sin duda una de las figuras femeninas más importantes de la historia y todo un icono para nosotras.


By Morgana Sanderson

Created by Morgana Sanderson